jueves, 6 de agosto de 2009

ENTREVISTA CON DON LUIS MACÍAS, HERMANO DEL PADRE MACÍAS



REDACCIÓN TEHUACÁN
Don Luis Macías es hermano del padre Alirio Napoleón Macías, uno de los sacerdotes más recordados y queridos por sus diversos carismas personales y sacerdotales. Nació en San Vicente el 10 de noviembre de 1941, ordenado sacerdote el 21 de marzo de 1965, justo cuando el Concilio Vaticano II estaba concluyendo. Por su seria labor pastoral y su dedicación a la gente sencilla el 4 de agosto de 1979 fue abatido a tiros por un comando de guardias nacionales vestidos de civil que lo asesinó entre el vestíbulo y el altar, recordando la muerte de los grandes profetas bíblicos. Hasta la fecha muchas personas se congregan cada aniversario de su martirio para rendirle tributo y mantener vivo su testimonio.

TH: ¿Qué significa para don Luis Macías y para su familia el treinta aniversario del asesinato martirio del padre Alirio Napoleón Macías?

LM: Sinceramente cada día nos damos cuenta, que la semilla que el sembró se realiza en los frutos que estamos viendo después de treinta años del martirio, nos sentimos muy honrosos de estar con el pueblo que él amó y por el cual él entregó la vida, dejó su sangre en San Esteban Catarina. Dichosa la diócesis de San Vicente también, que tienen un mártir que ojalá, pues, que un día puedan tomar y saber la riqueza que tiene la iglesia y nuestro pueblo.

TH: ¿Cómo sintetiza la misión que realizó el padre Macías?

LM: El padre Macías tuvo la opción divina que nuestro Señor le dio en un poder de convicción con las palabras en la mano. Puedo decir sinceramente a todos los lectores que el arma que el padre Macías uso fue la palabra de nuestro Señor Jesucristo, predicando con la santa biblia, sin embargo en algunas oportunidades fue juzgado injustamente por parte de su mismo clero es penoso decirlo verdad, pero hoy en día ya la nueva generación está entendiendo que la palabra de él fue difundida con amor y paz y estamos viendo los frutos.

TH: ¿Qué aspectos resaltaría del ministerio y de la persona del padre Napoleón Macías?
LM: la verdad que siempre supo llegar y darle la palabra al campesinado en los lugares remotos que solo a pie o a caballo podía llegar, y hay muchos testimonios de personas que lo escucharon que convivieron con él y es tan lindo que estas personas todavía están con vida lo han transmitido a las nuevas generaciones y eso lo comprobamos cada años más en los aniversarios que a él se celebra donde fue sacrificado.


TH: No siempre vemos nosotros en las celebraciones del aniversario del padre Macías muchos obispos o un claro y determinado apoyo por parte de la jerarquía eclesiástica ¿cómo explica esto usted?

LM: La verdad y sinceramente, es penoso decirlo, verdad, pero los obispos que sí estuvieron con nosotros, que ya están fallecidos, como monseñor Rivera Damas y Monseñor Romero que con que amor nos atendió, nos ayudo en los momentos difíciles que paso la familia por la muerte del padre Macías; Monseñor Romero fue el primero que vino acá, cuando yo me fui a comunicar con él a San Salvador por lo de la muerte de mi hermano y luego está Monseñor Rosa Chávez que a veces nos acompaña con amor, y sinceramente lamentamos la ausencia de algunos obispos, pero que algún día se van a dar cuenta que está entre ellos un gran mártir, un gran sacerdote, y va a ser para el pueblo una gran convicción y quizá más que todo para ellos por algunas personas, jefes que han hecho algunas críticas en sus vidas, ya hay algunos libros escritos hay vivencias del padre Macías que son de gran convicción para las comunidades que le conocieron.

TH: Muchas gracias, no sé si usted quisiera dar algún saludo, estamos en el año sacerdotal, si quiere dirigir algunas palabras a los sacerdotes pues, este es el momento más adecuado.

LM: Sí, sinceramente yo creo que para el clero, los sacerdotes diocesanos es un gran día estar celebrando el Santo Cura de Ars, los 150 años de su fallecimiento es maravilloso y quizá que todo el clero siguiera lo que el santo cura de Ars hizo en su vida sacerdotal, que él predicó lo que él sintió y luego pues siguiendo el gran ejemplo del santo cura de Ars sería una gran bendición para todos los sacerdotes y obispos de nuestro clero. Es un gusto.

E: Muchas gracias, a don Luis y agradecemos también a su familia que ha participado en esta celebración este 4 de agosto en la conmemoración y la fiesta en torno al martirio del padre Alirio Napoleón Macías ¿unas palabritas para despedirse?
LM: Sinceramente, platicando con algunos sacerdotes este ha sido un día tan maravilloso para la diócesis de haber congregado tanto hermano de diferentes puntos, lejos de San Esteban y hoy nuevamente aquí en la iglesia del Calvario de San Vicente, con su párroco y su ayudante que esta en este momento cooperando con el padre se le ha celebrado aquí por primera vez en treinta años donde el padre Macías celebro su primer misa por que el aquí nació, aquí vivió, aquí en el Calvario de San Vicente, gracias por haberme escuchado.

3 comentarios:

E. Baregó dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Padre Luis Quintanilla dijo...

30 años han pasado y todavia nos seguimos preguntando ¿quienes mataron al Padre Macias? ¿Donde estan los asesinos? POR DIOS SANTO ESTA ERA DE IMPUNIDAD DEBE PRONTO ACABAR

Anónimo dijo...

Es un dato interesante. No sabía que el P. Macías ofició su primera misa en El Calvario de San Vicente. Ojalá en la historia de vicentinos también se incluyera la de los mártires que ofrendaron sus vidas por acompañar a su pueblo: ese pueblo que camina largas horas para llegar a su casa o llegar al hospital por una emergencia.
Felicito a Tehuacán por buscar datos y entrevistas interesantes.

Mi foto
Un canto a la vida.

DATOS SOBRE EL SITIO ARQUEOLÓGICO DE TEHUACÁN