sábado, 6 de febrero de 2010

Monseñor Elías Rauda tomó posesión de la sede episcopal de San Vicente









REDACCIÓN TEHUACÁN

Mons. Elías Rauda ha tomado posesión de la sede episcopal de San Vicente. Es el cuarto obispo titular. Originario de Chalatenango, hasta hace algunos días obispo auxiliar de Santa Ana, hoy inicia una nueva experiencia, esta vez como titular de una diócesis. Los obispos de San Vicente se han caracterizado por su evidente inclinación a la tendencia derechista de la política, el pueblo mira con esperanza que Mons. Elías Rauda se concentre en aquello que es específico de la Iglesia: la evangelización.
El nuevo obispo de San Vicente "pone el listón a buena altura", es decir, utiliza la figura del Buen Pastor -Jesucristo, en la lectura cristiana de las profesías- como punto de partida de su gestión como pastor de San Vicente. Las lecturas de la misa recordaban aquella frase del Evangelio: "El Buen pastor da la vida por las ovejas". Era imposible no pensar en pastores como el sacerdote Alirio Macías, en Mons. Romero, en Mons. Joaquín Ramos, etc.
En su homilía, hecha a medio tono, se resaltan aspectos como:
  • La fraternidad y la espiritualidad.
  • Diligencia y solicitud pastoral.
  • La santidad de los pastores.
  • Atención no sólo a los católicos, sino también los alejados.
  • Una pastoral de servicio. De hecho citó el Evangelio de Marcos 10,45: "El Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos".
  • Una relación paternal y fraternal en su ministerio.
  • Una pastoral centrada en Cristo, para vivir la vida trinitaria en vistas a la transformación de la historia.
  • Llamó a ser ministros de esperanza.
  • A tener una formación centrada en la familia.
  • Laicos empeñados en el orden social y la política.
  • Tener una experiencia viva de Cristo.
  • Apostarle a la Nueva Evangelización.
  • Habló de preparar un plan diocesano de pastoral y otro plan de pastoral sacerdotal.
Muchos son los desafíos y las esperanzas que se plantean a Mons. Rauda. Esperemos que la figura del Buen Pastor no le quede grande al final de su gestión. De todos modos tendrá tiempo para demostrarlo.

10 comentarios:

Padre Luis Quintanilla dijo...

INTERESANTE.
APARTE QUE LA TRANSMISION NO FUE MUY BUENA POR PROBLEMAS DE AUDIO, ME DIVERTI MUCHO VIENDO EL ESPECTACULO. VINI, VIDI.....

Anónimo dijo...

Amigo esta interesante, sólo te pido poner atención en los errores de dedo como aparece en el párrafo cuando citas al buen pastor...Ovejas (obejas), Dios te bendiga.

Anónimo dijo...

y porque no lo fuistes ha arreglar bos si tanto hablas; sin berguensa te da pena como sabes lo que sos

Anónimo dijo...

padre luis no sea tan sinberguensa de decir que fue un espectaculo si usted celebro o estuvo varios de esos.

amigo no sea un hipocrita; que no sabes lo que recibiste en el sacerdocio y lo que prometiste a tus superiores: tu con tu gran bocota prometiste obediencia a tus superiores y no creo que lo hayas cumplido. mi buen amigo recuerda que siempre eres sacerdote, y le estas fallando a Dios.

mira contestame esta pregunta:
¿porque te sacaron del clero de la diosecis de san vicente?

nota: contesta con sinceridad y no con hipocrecias.

TEHUACÁN dijo...

Gracias por la indicación sobre el error en la entrada.

Los de Tehuacán.

Anónimo dijo...

Es un obispo joven, de acuerdo a las ideas expresadas en la homilía el día de su toma de posesión, que naturalmente viene a marcar las grandes líneas de acción de su labor pastoral, tiene espectativas altas, sin embargo, hay que toma en cuenta que su labor pastoral no la hace solo, es asunto de equipo con el clero y los líderes comprometidos de las comunidades, quienes asistidos por la gracia de Dios, podrán concretar sus espectativas, un reto grande ante las necesidades complejas que las comunidades, su gente, poseen, oramos a Dios porque su labor pastoral sea mucho mejor que las anteriores en nuestra diócesis, no tanto por él, sino por nuestro pueblo, como Iglesia lo necesitamos,

Anónimo dijo...

Casi sin lugar a equivocarse uno puede notar en la diócesis de San Vicente que, después del proceso RENACER, ya no se dió otro proceso fuerte de evangelización que implicara a toda la diócesis. Sería auspicable que el nuevo obispo impulsara un inteligente y sistemático proceso de evangelización, no nceseriamente con modelos traídos de fuera, sino implicando a todas las comunidades y agentes de la pastoral.

Anónimo dijo...

Sólo contextualizo: las repetidas referencias a la "cuestión pastoral" y a la santidad de los ministros, se debe a que Mons. Elías está en la jugada. Sabe del blog Servidores de Reino, lo ha leído y sabe quienes secundan las aberraciones que sin fundamento se han vertido allí y que blogs como éste, con o sin intención dan la impresión de aprobar. Es decir, ¿Qué creen? ¿Que le van a dar atol con el dedo? ¿O qué? No subestimen a las personas.

TEHUACÁN dijo...

En la entrada a la cual corresponden estos comentarios se han afirmado fundamentalmente tres cosas: 1. Que Mons. Elías Rauda ha tomado posesión de la Diócesis de San Vicente; 2. Que los obispos titulares anteriores a él son afines a las ideas nacionalistas ("de derechas") y 3. Que se espera que Mons. E. Rauda rompa con esa restringida tradición. Los puntos 1 y 2 son datos históricos, el n. 3 está sujeto a la verificación histórica.
En fin, nosotros no somos intérpretes del pensamiento de ningún blog ni de ningún obispo y nos atenemos a los hechos históricos, todo lo demás es semtimiento e ideología.

Anónimo dijo...

Porque ofenden tanto al Padre Luis, los hipocritas son ustedes gente que no salen de las iglesias y miren como se espresan, mejor investiguen bien quien es el gran obispo que tienen y preguntenle a que sale tanto no sera que se va a Santa Ana a ver a su mujercita, preguntenle porque le encanta tanto el dinero? pobres engañados!

Mi foto
Un canto a la vida.

DATOS SOBRE EL SITIO ARQUEOLÓGICO DE TEHUACÁN