domingo, 8 de febrero de 2009

Doctor Sarbelio Navarrete

REDACCIÓN TEHUACÁN
San Vicente ha sido llamada entre los círculos intelectuales "la Ciudad de los Ilustres" y de hecho cuenta con diversos intelectuales: juristas, músicos, poetas, religiosos, etc. Por desgracia, desde hace algunos años, muchos según nuestro punto de vista, las autoridades edilicias y las instituciones "culturales", casi extintas en el departamento, influídos por la politiquería de turno, siempre superficial en el modo de tratar la memoria histórica y la cultura, se han empeñado en empañar esa condición ilustre de nuestra ciudad. Se limitan a prometer que arreglarán calles, que darán pequeños regalitos a la gente sencilla para aplacar su sed de justicia y de verdad, y descuidan los factores que hacen realmente grande un pueblo: su cultura.
Este blog se propone dar espacio a nuestro ilustres vicentinos, por ello presentamos al Doctor Sarbelio Navarrete, esta vez visto como el primer marxista salvadoreño, según el Centro de Estudios Marxistas de El Salvador, que no por casualidad lleva su nombre. Seguramente no es la única lectura que se puede hacer del Doctor Navarrete, pero a nosotros nos corresponde no dejarlo en el olvido, de ello depende el futuro de nuestro pueblo y no de la precaria visión cultural que han demostrado los gobernantes de derechas.
CENTRO DE ESTUDIOS MARXISTAS "SARVELIO NAVARRETE" (CEM)
Sarbelio Navarrete, un ejemplo de firmeza frente a la dictadura militar.
Luego del golpe de estado del coronel Osmín Aguirre y Salinas, el 21 de octubre de 1944, un grupo de oficiales llegó a buscar al Dr. Sarbelio Navarrete para que abdicara como segundo designado a la presidencia y él, amablemente pero con mucha firmeza, rechazó tal vil pretensión y prefirió marcharse al exilio a Guatemala para desde allá continuar la lucha contra la dictadura militar. Esa es nuestra herencia revolucionaria...”
“El Dr. Navarrete nació el 29 de enero de 1879 en San Vicente. Se gradúa de doctor en Jurisprudencia y Ciencias Sociales el 29 de marzo de 1913 con un estudio marxista sobre el Estado Centroamericano, en el que analiza el proceso histórico del transito de la colonia a la república.”
“Tres años antes, en representación del estudiantado universitario, viajó a Buenos Aires, Argentina para participar en el Congreso Universitario Latinoamericano. Allí conoce a José Ingenieros y fortalece su visión integracionista.”
“En 1928 participa en las campañas de solidaridad con el General Augusto César Sandino, que combatía con las armas en la mano en las Segovias nicaragüenses.
En 1930, y como subsecretario de instrucción pública, habla sobre Simón Bolívar lo siguiente: “su espíritu inmortal aun se cierne vigilante sobre los destinos de esta América que él magnificó por la virtualidad de sus proezas inauditas. Sigamos la huella de sus pasos.”
“En 1936 es electo rector de la UES y desde el Alma Mater se encargó de librar una intensa lucha ideológica contra las ideas oscurantistas que profesaba el llamado “tirano de las aguas azules” General Martínez, y en defensa de la ciencia. Esto lo obligó a renunciar en 1939 en un acto de dignidad frente a la supresión de la autonomía universitaria por parte de la dictadura militar.”
“Luego del triunfo popular de la Huelga General de Brazos Caídos, el 8 de mayo de 1944, el Dr. Navarrete es nombrado magistrado del Poder Judicial así como segundo designado a la Presidencia de la República. En octubre de ese año marcha al exilio a Guatemala. En 1948 es nombrado presidente de la Corte Suprema de Justicia.
Muere el 2 de junio de 1952, precisamente cuando el régimen de Osorio desataba una cruel represión contra los sectores populares. El Dr. Sarbelio Navarrete nos deja un ejemplo de firmeza y dignidad, de un intelectual identificado con su pueblo...”.

7 comentarios:

Sofía dijo...

Al leer esta reseña biográfica me da mucho orgullo saber que mi mejor amiga es descendiente de Sarbelio Navarrete, su padre es el nieto de este gran personaje ilustre de San Vicente. A futuro me gustaría participar en actividades de rescate a la cultura vicentina, tengo acceso a los libros que escribió Dr. Sarbelio Navarrete, mi amiga me ha contado de él y sus obras.

Mauricio Merino dijo...

Este tipo de artículos nos permite encontrarnos con una realidad histórica desconocida por el común de los vicentinos. Creo que es importante unir esfuerzos por ir desvelando esta riqueza cultural que nos permita construir en San Vicente un modelo de sociedad en la que se suscite nuevos hombres y mujeres, como aquellos por quienes se le ha dado el título de "La ciudad de los Ilustres".
Propondré para que desde la Casa de la Juventud "Construyendo Sueños", durante este año, se implemente una agenda de actividades que nos permitan conocer este rico legado.

Moro dijo...

Un poquito falto de cultura salvadoreña, yo, si, pues si bien conozco el nombre, no tenía muchas ideas sobre lo que posteas.

Me gusto.

Creo que lo que Mauricio Merino dice, se queda corto, y lo digo con respeto, pues no es solo desconocimiento de los vicentinos, sino de los salvadoreños.

Saludos,
Moro

TEHUACÁN dijo...

SOFÍA: Interesante dato. Si te animás, puedes entrevistar a tu amiga y publicamos la entrevista en este blog. ¿Te parece?
MAURICIO: Estoy de acuerdo con tu comentario. Nosotros, como blog, estamos en eso de ver cómo damos datos más consistentes.
MORO: Sarbelio Navarrete es uno de nuestros mejores salvadoreños. Sabes, que conozco el trabajo de graduación (UES) de una persona que ha estudiado un círculo literario de San Vicente poco conocido en El Salvador. La estoy convenciendo que publique algo de eso aquí, espero se decida pronto.

Saludos a todos.

Sofía dijo...

Sí, la próxima semana entrevistaré a mi amiga para conocer más de la vida de Dr. Sarbelio Navarrete. En cuanto la tenga se la envío.
Saludos

Rene dijo...

Sofia preguntale por los nombres de los hijos deel Doctor Sarbelio navarretey si tuvo un nieto que se llama Mauricio Navarrete.

Rene dijo...

Sofia preguntale si el Doctor tiene un nieto que se llama Mauricio Navarrete creo que es Ingeniero.

Mi foto
Un canto a la vida.

DATOS SOBRE EL SITIO ARQUEOLÓGICO DE TEHUACÁN